desde hoy no vas a desperdiciar esta valiosa fuente de cascaras de huevos

Aún necesitas conocer todos los secretos para poder utilizarlos sabiamente. Descubre en este artículo todos los pequeños consejos para cuidar tus preciadas plantas de interior y exterior.

 

1 – Desinfestación
¿Tus plantas suelen ser invadidas por invitados no deseados como babosas y babosas? Tenemos una solución para ti ! Tome una cáscara de huevo, tritúrela en trozos pequeños y afilados y coloque el residuo alrededor de la planta. No los entierres, sólo haz una corona a su alrededor. Y ahí lo tienes, acabas de instalar una barrera contra los robots que ya no se atreverán a acercarse para evitar hacerse daño.
plantar cáscaras de huevo

 

2 – Suelo sin acidez
Sabemos que las plantas necesitan tierra para crecer sanas. Pero para un crecimiento óptimo, el suelo siempre debe serles favorable. El problema es que la mayoría de los suelos son ácidos, por lo que resultan de poco beneficio para muchas plantas que no pueden tolerar esta acidez. Una vez más, las cáscaras de huevo salvarán el día. De hecho, constituyen una fuente importante de calcio, magnesio y fósforo que equilibran el pH del compost y combaten la acidez del suelo.
Para hacer esto: triture las cáscaras hasta convertirlas en polvo y mézclelas con la tierra que rodea sus plantas. Al regar liberarán sus propiedades y reducirán el efecto aglutinante de la acidez.
3 – Un excelente fertilizante
Como ya se mencionó, la cáscara de huevo es un excelente fertilizante para plantas, arbustos y flores. Este fertilizante natural aportará a tus plantas todos los nutrientes que necesitan para su crecimiento. ¿Sabías, por ejemplo, que las cáscaras son muy recomendables para el cultivo de tomates? Se sabe que previenen la “necrosis apical”, la enfermedad más común de los tomates en nuestros jardines.