para los dolores musculares usa alcohol de romero

TE ENSEÑAMOS A PREPARAR ALCOHOL DE ROMERO PARA DECIR ADIÓS AL DOLOR MUSCULAR, ARTICULARIO, REUMÁTICO, LUMBALGIA, ESGUINCE. El alcohol de romero es un producto de uso externo muy utilizado para aprovechar todos los beneficios tópicos de esta famosa planta medicinal, ya que con esta fórmula la piel tiene la capacidad de absorberla con mayor facilidad. Tradicionalmente se ha utilizado de forma externa, entre otros, en los siguientes casos, ya sea como fricción, compresa, etc.:

 

Trastornos circulatorios, varices, pesadez en las piernas.
Contra la celulitis
Prevenir las escaras en personas encamadas.
Exfoliantes de pecho y espalda contra gripes y resfriados.
Golpes y moretones (que no sangran)
Dolores musculares, dolores articulares, dolores reumáticos, lumbalgias, esguinces.
Contra la caída del cabello.
Dermatitis seborreica.
Como relajante en la zona del cuello.
Neuralgias.
Masaje tonificante.
En la gota.

 

En medicina veterinaria como antiparasitario y para prevenir la caída del cabello.
RECETA NATURAL PARA PREPARAR ALCOHOL DE ROMERO EN CASA:
Para preparar alcohol de romero en casa, busca una rama de romero fresco, con hojas y flores, alcohol para curar heridas y un recipiente de vidrio. Las hojas se ponen en el frasco, cortadas o enteras. Luego agrega el alcohol y tapa el recipiente por 15 días aproximadamente. Se recomienda colocarlo en un lugar oscuro y que el frasco también sea oscuro.
Pasadas las dos semanas recomendadas, el alcohol se filtra con un colador y el líquido restante es el que se utilizará para comenzar a aplicarlo en las zonas afectadas por la celulitis. Antes de comenzar a utilizarlo se debe exfoliar la piel para asegurar que el producto se absorberá por completo. Puedes conocer estas alternativas para exfoliar la piel.

MODO DE APLICACIÓN:

Se coloca alcohol de romero con hisopos de algodón. Los masajes deben realizarse de abajo hacia arriba. La piel debe quedar bien mojada con el líquido. No dejes ningún espacio en el exterior, recuerda la parte posterior de las piernas, debajo de los glúteos. Déjalo reposar unos diez minutos y luego retíralo con abundante agua fría.

Si desea mejores resultados puede aplicar crema humectante al final del procedimiento. La perseverancia es la mejor compañera cuando iniciamos este tipo de tratamiento, así que no te desanimes cuando no veas resultados inmediatos. Mucha paciencia y optimismo. Rodéate de personas que busquen los mismos objetivos que tú para poder animarte cuando te sientas mal. ¡Sigamos avanzando!
NOTA: Las personas con problemas de epilepsia o mujeres embarazadas deben tomar precauciones al utilizar romero.